Email: info@pedridofotografia.com
Tfno: 654877001
Email: info@pedridofotografia.com
Tfno: 654877001
Logo de Pedrido Fotografía by José Alberto Pedrido
Vaya al Contenido
Consigue mejores fotografías en otoño
Pedrido Fotografía
Publicado de Pedrido en Inspiracion · 16 Octubre 2020

Consigue mejores fotografías en otoño

Desde muy pequeño Juan vivía con sus abuelos en el campo ya que sus padres eran emigrantes. Solo los veía una vez al año cuando venían en el mes de agosto por vacaciones pero ese año en concreto sus padres vinieron en el otoño.
 
 
Siempre fue muy responsable, sacaba buenas notas en el colegio para no defraudar a sus padres para cuando vinieran de vacaciones. Era una persona ejemplar buscando siempre la perfección.
 
 
Se entretenía con cualquier cosa: llevando de viaje a los soldaditos en su camión, jugando con su barquito en el agua de la presa o al futbol con su tío…
 
Esta vez sus padres lo van a sorprender con un regalo muy pero que muy especial, una cámara fotográfica. Que venía acompañada de otra sorpresa muy pero que muy grande. Les acompañaba una persona muy especial que se llamaba Manuela y era su prima por la que Juan sentía mucho cariño y era como su hermana mayor que nunca tuvo.
 
Manuela era una fotógrafa muy reconocida en Zúrich con varios reconocimientos en su haber.
 
Juan estaba feliz, ya que era fin de semana y el avión tomaría tierra en el aeropuerto. Así que junto a su tío pusieron rumbo a buscar a sus padres.
 
La espera se hacía de rogar pero al ver llegar a sus padres fue a darles el abrazo del siglo pero lo que no sabía era que venían acompañados. Al terminar los abrazos y  darse la vuelta vería a su prima del alma, su hermana mayor, su confidente.
 
Al llegar a casa de su abuela sus padres le obsequiaron con algo que le volvía loca unas tabletas de chocolate suizo de la marca Frey su preferido.
 
Con Manuela no tardo mucho en ponerse al día y cotillear algunas de las fotos de Suiza,
 
La abuela de Juan preparó para cenar una tortilla inmensa cocinada a fuego lento en la cocina de leña.
 
Al terminar la cena y antes del postre los padres de Juan le entregaron una caja pequeña.
 
Juan no tardó nada en abrirla y cuál fue la sorpresa al ver una cámara fotográfica con su correspondiente manual para aprender a sacar fotografías.
 
Juan pasó la noche sin dormir, esperando poder probar la cámara fotográfica Pero había un pequeño hándicap y era que Manuela marcharía un par de días´. Quería visitar a sus otros abuelos ya que hacía más de 3 años que no los veía.
 
Al día siguiente Juan después de desayunar todos juntos se puso a mirar el manual de la cámara pero todo le parecía bastante complicado. Pero de todas la maneras lo intentó por activa y por pasiva durante dos días pero las fotografías le salían movidas, oscuras, sacaba todo lo que se le presentaba delante.
 
Juan estaba triste al ver las fotografías que sacara no se correspondían con lo que vía en la realidad y sobre todo por el comentario que le hizo su abuelo “Eso no valía para nada y que él no estaba preparado para eso. Así que tira con la cámara de fotos y dedícate a otra cosa”.
 
Al llegar Manuela:
 
Hay que tener en cuenta que con solo tener la cámara de fotos no te hace fotógrafa pero te voy a dar unos consejos para sacar mejores fotos en otoño así que coge papel y bolígrafo le dijo Manuela.
 
Planificar las salidas fotográficas es muy importante así que tienes que preparar todo el equipo fotográfico el día anterior, elegir la ubicación, las mejores horas para sacar fotografías en otoño son al amanecer por lo que tienes que madrugar ya que la luz del sol o al atardecer hacen que resalte la paleta de colores típicas del otoño como pueden ser los amarillos y los rojos.
 
Puedes mezclar en la fotografía diferentes combinaciones de colores como los colores rojizos y amarillos de las hojas, el verde del musgo o la hierba con el color marrón de los erizos de las castañas, los amarillos o amarillentos de las hojas frente a los marrones de la corteza de los árboles, siempre jugando con los colores.
 
También puedes sacar fotografías del fuego cuando se están asando las castañas o los puestos de castañas que hay en la ciudad.
 
Si así lo deseas también puedes jugar con un color principal como puede ser el de una hoja amarilla contra un fondo oscuro para que resalte el color de la hoja y viceversa.
 
Como si hicieras yoga busca diferentes ángulos (desde arriba, desde abajo, desde el lateral derecho, desde el lateral izquierdo, desde atrás, etc.). A la hora de fotografiar seguro que encontrarás imágenes sorprendentes.
 
Muy importante es conocer el ecosistema en el que te mueves, el bosque, a qué hora del día afecta la luz, si va a llover, en dónde nacen las setas, si hay una cascada cerca puedes sacar el agua deslizándose, sacar reflejos en el río.
 
Estos son algunos de los muchos consejos que te puedo dar para sacar mejores fotografías en otoño.
 
Muchas gracias Manuela al mismo tiempo que le abrazaba y dándole un beso en la mejilla.
 
Estoy deseando ponerlo en práctica.
 
Bueno para que te sientas más seguro, mañana por la mañana te acompaño a sacar fotografías para pulir algunos defectos que puedas tener y aclararte las dudas que puedas tener.
 
Juan tienes que grabar esto a fuego “la mirada fotográfica de cada uno es única” aunque estemos los dos juntos sacando la misma fotografía los resultados serán diferentes.
 
El despertador no se hizo de rogar y sonó a la hora clave para comenzar el día. Cargado de expectativas e ilusiones pusieron rumbo al bosque para sacar un montón de fotografías.
 
Asimilando nuevos conceptos por parte de Juan, jugando con la velocidad de obturación fotografiando las cascadas, la profundidad de campo, usar el balance de blancos de forma creativa, fotografiando setas, reflejos, etc.
 
Sin querer. El reloj asomó por el puño de la sudadera de Manuela como quién no quiere la cosa. El tiempo parecía escaparse entre las manos y pusieron rumbo a casa para comer.
 
Llegaron los dos a casa hambrientos y sedientos. Lo que hizo que se le hiciera eterna la espera para comer. Aprovechando el tiempo para visualizar las fotografías, una tras otra pero lentamente como si se tratase de un penalti revisado a cámara lenta, una y otra vez mientras Manuela le daba más y más consejos y su opinión sobre las fotografías aunque el resultado era muy distinto de las fotografías que sacara Juan los días anteriores.
 
A la hora de comer se sentaron todos a la mesa salvo el abuelo que como siempre lo había que avisar para que subiera desde el taller de carpintería.
 
Durante la comida los padres de Juan le preguntaron a Manuela que tal estaban sus abuelos.
 
Están muy bien.
 
¿Qué tal esas fotografías?  Le preguntó la madre de Juan.
 
Bien contestó Manuela.
 
La cara de Juan era ya muy distinta a la de los días anteriores gracias a los consejos de Manuela las fotografías tenían otro sentido y eran preciosas.
 
Al terminar la comida todos los comensales se pudieron  a ver las fotografías. Salvo el abuelo que seguía en sus trece de que Juan dejara la cámara y se dedicara a otras cosas.
 
¿Cuál sería la razón por la que el abuelo seguía empecinado y cabreado?
 
Si te gustó el post me gustaría que lo compartieras en las redes sociales.



P.D. Algunos revelados sin tipo fantasía con tonos cobrizos y azulverdoso

José Alberto Pedrido Guldrís
Pedrido Fotografía

Bookmark and Share

Todavía no hay reseñas.
0
0
0
0
0
Dirección Postal
José Alberto Pedrido Guldrís
Pedrido Fotografía
Lg. Casal - Laraño nº8
15896 Santiago de Compostela (A Coruña)
Tfno: 654877001
administracion@pedridofotografia.com

Regreso al contenido